Reiki

¿Qué es?
El Reiki es un sistema terapéutico vinbracional proveniente de Japón y reconocido por la OMS (Organización Mundial de la Salud), que consiste en la captación y transmisión de energía universal para restablecer el equilibrio y la armonía a nivel físico, mental, emocional y espiritual.
Este método puede ser aplicado tanto a personas como animales, plantas, objetos, alimentos, viviendas, objetivos, etc, y puede transmitirse tanto de forma presencial como a distancia.


¿Cuáles son sus beneficios?
Los beneficios de este Método son múltiples: reequilibra, purifica, relaja…; libera la propia energía curativa y favorece la autocuración; fortalece el cuerpo, la mente y el espíritu; aumenta la energía vital y las defensas; produce relajación profunda; libera bloqueos y purifica toxinas; centra y fortalece la mente; aumenta la confianza, la autoestima, la intuición y las facultades mentales; potencia los propios recursos y el triunfo; aumenta la confianza y la fuerza interior; aporta mayor seguridad en la toma de decisiones; reduce los miedos; combate el estrés; ayuda a superar las crisis; aporta más positivismo y control; ayuda a resolver dolores y problemas de salud, etc.


¿Quién puede beneficiarse?
Por tratarse de una técnica totalmente inocua y sin efectos secundarios, cualquier persona de cualquier edad puede obtener sus beneficios, incluso bebés, mujeres embarazadas, ancianos, personas con enfermedades graves e, incluso, en el momento de la muerte. En todo momento, y sea cual sea el caso, el Reiki siempre aporta grandes beneficios y es de gran utilidad.
Podríamos decir que es una técnica sencilla y fácil de aplicar, que aporta infinidad de bendiciones en el día a día, ya que es capaz de mejorar la salud y la calidad de vida en general: la persona se convierte en un ser diferente, más fuerte emocionalmente, con más seguridad, serenidad, claridad y decisión para afrontar las crisis y los cambios, y con más integridad y capacidad para generar por sí misma la felicidad que tanto anhela.